El pasado jueves levantaba la persiana el último puesto en incorporarse a la nómina de más de 20 con que cuenta Mercado Victoria. Se trata de la marca de jamones Beher, 100% ibéricos de bellota, que proceden de cerdos que hacen la montanera en Los pedroches y son criados en Córdoba. No obstante, el proceso de curación se hace lleva a cabo exclusivamente en Guijuelo, localidad salmantina donde la empresa está afincada desde hace más de 100 años.

Con su llegada Beher pretende conquistar a los habituales del primer mercado gastronómico de Andalucía y el segundo lugar más visitado de Córdoba sólo por detrás de la Mezquita-Catedral. En su puesto no sólo tienen jamón, sino también también lomo, salchichón cular y panceta. Y, como no podía ser de otra forma, los bocadillos de jamón ibérico de bellota se han convertido en uno de sus best seller, ideal para acompañar con una cerveza bien fría o alguna copa de vino de los puestos vecinos. Sus jamones se caracterizan por ser piezas largas, estilizadas y de hueso extremadamente fino, aspecto típico de la pureza de raza 100% ibérica.

En boca resulta perfecto porque tienen la proporción exacta de grasa y magro. Y se diferencian de otros jamones por su atractivo color rojo cereza. Además es muy jugoso, su textura es suave y su sabor es intenso y perdura en boca.. Y en nariz su aroma es intenso. En Bernardo Hernández (Beher) se ha transmitido de generación en generación -exactamente cuatro- la pasión y el esfuerzo por mantener la excelencia del ibérico. Beher es ya una empresa consolidada y reconocida en todo el mundo que controla todo el proceso productivo de principio a fin. Comienza desde la cría del cerdo, pasando por la elaboración y curación y terminando con la puesta en valor de auténticas joyas gastronómicas.

Después de seis décadas de trabajo cuenta con puntos de venta en Madrid, Bilbao, Marbella, Estepona, Granada, Fuengirola, Lisboa, Puerto Banús y Valencia.